ATENCIÓN

Gracias a todos los que leyeron mi anterior aviso sobre las imágenes de san Juan Nepomuceno. Habéis sido muchos quienes me escribisteis para darme noticia de algún Nepomuceno que conocíais, y os lo agradezco de veras.

Ahora, siguiendo con otras investigaciones, estoy centrada en varios asuntos y quería volver a pedir vuestra colaboración: si alguien conoce cepillos limosneros con representaciones de santos y no le importa hacérmelo saber o mandarme una fotografía (raquelsiguenza@msn.com), lo agradeceré igualmente. También tengo interés en imágenes de ánimas (cuadros de ánimas, los mismos cepillos que mencionaba...)

¡Muchísimas gracias a todos por vuestra ayuda!

Iconografía oculta

Un apartado en el que todo el mundo puede participar. Cada semana os invito, a modo de juego, a descubrir qué se representa en una imagen. Podemos, entre todos, ir aportando pistas que, sin desvelar por completo el asunto, nos acerquen a la solución. Si tenéis interés por la iconografía, tanto cristiana como clásica, os animo a que enviéis vuestras opiniones. ¡Será divertido!





















jueves, 2 de diciembre de 2010

Una mujer de la mitología: Andrómeda

Aquí tenemos la solución de la semana pasada. Se trata de Andrómeda, una escultura de mármol realizada por Pierre Etienne Monnot entre 1700 y 1704 y que hoy se localiza en el Metropolitan de Nueva York.

Y, como siempre, todas las pistas que habíais aportado estaban muy bien encaminadas.

La leyenda cuenta que Andrómeda era hija de Cefeo, rey de Etiopía, y su esposa Casiopea quien, un día, se jactó de ser más hermosa que las Nereidas por lo que Poseidón, enfurecido por la ofensa, mandó un monstruo marino para que asolara el país. Tras consultar a un oráculo para encontrar la solución a este castigo, hubo que encadenar a Andrómeda a una roca, y dejarla a merced de Ceto, el mencionado monstruo, para calmar así al dios del mar.

Así se hizo, pero en aquel momento sobrevolaba la costa Perseo, que regresaba de matar a Medusa y, viendo a la joven a punto de morir, pactó con su padre la salvación de la muchacha a cambio de tomarla en matrimonio. Aceptado el pacto, el héroe acabó con Ceto, liberando a Andrómeda y casándose con ella.

Hay en este mito una parte que me gusta especialmente, y es que, para liberar a la joven, Perseo tiene que dejar la cabeza de Medusa apoyada en unas algas que se encuentran en la orilla. Igual que la mirada de este personaje mitológico tenia el poder de petrificar a quienes estuvieran frente a ella, la misma sangre obra un milagro similar, transformando y tiñendo las blandas algas en cor
al rojo.

Mas completo, en el sentido de que aparecen todos los personajes, es el lienzo de Pierre Mignard, (1679, Museo del Louvre, a la izquierda), donde se puede ver a Perseo junto a Andrómeda, Cefeo agradeciendo la salvación de su hija, Pegaso detrás de todos estos personajes e incluso la cabeza de la Gorgona apoyada en el suelo.

Además, cuando el cristianismo necesitó basarse en ciertos mitos paganos para la elaboración de las leyendas de sus santos, éste sirvió para crear la de san Jorge y el dragón.


Imágenes: Artcyclopedia
Fuentes: V.V.A.A., Diccionario de la mitología clásica, 1, Madrid, Alianza Editorial, 1995. Ovidio, Metamorfosis, libro IV, 663-771 [en línea]. Dirección URL: http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/12257292019032617210213/p0000004.htm#I_10_





2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.